HOME

HIPERHIDROSIS

DURADRY

PREGUNTAS

TESTIMONIALES

DONDE COMPRAR

CONTACTO

 
   





Estudio clínico que evalua la eficacia de Duradry®.
 


Resumen ejecutivo

Objetivo: el propósito de este estudio es evaluar la eficacia de Duradry® como tratamiento para eliminar la sudoración excesiva axilar.

Método: por un periodo de 14 meses continuos, 89 pacientes (edad promedio 25.2 años; 59 mujeres y 30 hombres) con diagnóstico clínico de hiperhidrosis axilar, fueron tratados con Duradry®. Se le indico a los pacientes que aplicaran Duradry® estrictamente segun las indicaciones al reverso del empaque hasta que lograran aliviar el sintoma de transpiracion excesiva. Se analizo la satisfacción del paciente, la cantidad de aplicaciones de Duradry® necesarias para lograr el resultado deseado, y la frecuencia de uso necesaria con el fin de mantener su efecto una vez que el síntoma ya fue controlado.

Resultados: Duradry® resulto efectivo para el tratamiento de la hiperhidrosis axilar demostrando excelentes resultados en el 91.01% de los pacientes, y buenos resultados en el 8.99%. La cantidad de días necesarios para lograr el alivio del síntoma vario entre 1 y 6 (con una media de 3 días). El intervalo de días entre aplicaciones (frecuencia de uso) necesario para mantener el efecto del producto vario entre 3 y 45 días (con una media de 12). No se presentaron complicaciones significativas excepto irritación leve en 12 de los pacientes.

Conclusión: Duradry® es una alternativa efectiva y segura para el tratamiento de la transpiración excesiva o hiperhidrosis axilar.


Introducción

  La característica de la hiperhidrosis axilar primaria es la sudoración excesiva restringida al área axilar sin estar acompañada de otras enfermedades. Generalmente esta se ve empeorada por el estrés emocional más que por el calor o ejercicio físico.

  En la actualidad varios tratamientos están siendo empleados para tratar la enfermedad, como el uso de antitranspirantes, la electroforesis, la administración de botox alrededor del área afectada y hasta la cirugía. Sin embargo para ser considerado como un tratamiento de entrada el mismo debe ser simple, seguro, económico y clínicamente efectivo. Más allá de eso, deberían ser principalmente agentes tópicos. Así que, se decidió examinar la eficacia de una solución de cloruro de aluminio como Duradry® como primera línea de tratamiento para la hiperhidrosis axilar.


Materiales y Métodos

  El estudio fue realizado en 89 pacientes que sufren de hiperhidrosis axilar primaria. La población sometida a estudio estaba representada por 59 mujeres y 30 hombres. El promedio de edad era de 25,2 años (18~32 años). A todos los pacientes se les indico seguir estrictamente las indicaciones de uso al reverso del empaque del producto.

  Los pacientes fueron seleccionados según los siguientes criterios: pacientes que presentaron transpiración excesiva durante la entrevista, que alegan sufrir de ese problema por más de un año, y que no sufren de ninguna enfermedad orgánica (como el hipertiroidismo).




  A los pacientes se les indico aplicar Duradry® una vez al día hasta obtener los resultados deseados y luego utilizarlo regularmente de acuerdo a la severidad de sus síntomas.

  La satisfacción de los pacientes fue evaluada en 5 pasos de acuerdo a los niveles de transpiración excesiva de cada uno. Además, se tomaron valores como el número de aplicaciones necesarias para lograr el resultado deseado, el intervalo de días entre aplicaciones necesario para mantener el sintoma controlado, y los efectos secundarios.


Resultados

  Los niveles de satisfacción de los pacientes fueron:
• Resultados excelentes (mas de 95% de mejoría) en 81 de los pacientes (91.01% de la muestra).
• Buenos (mas de 85%, pero menos de 95% de mejoría) en 8 de los pacientes (8.99%).

En todos los pacientes se lograron resultados buenos o más que buenos. La cantidad de aplicaciones hasta lograr el efecto deseado vario entre 1 y 6 días, lo que arroja una media de 3.




  El intervalo de aplicación para mantener el alivio de los síntomas estuvo en el rango de 3 a 45 días (media de 12 días). Los efectos secundarios fueron irritación leve en 12 pacientes. Sin embargo esta no fue suficientemente severa para detener el tratamiento. Después de tratar la zona con crema para pañalitis los efectos secundarios desaparecieron.


Discusión

  La hiperhidrosis primaria tiene una incidencia entre el 1 y 2% de la población general. En la mayoría de los casos la hiperhidrosis esta limitada al área donde las glándulas sudoríparas son abundantes como en las manos, pies, área craneofacial, y área axilar. Una cirugía llamada Simpatectomia Torácica por Endoscopia es una de las soluciones para los pacientes que sufren de hiperhidrosis axilar. Sin embargo, mas del 80% de los pacientes intervenidos reportan estar insatisfechos con los resultados ya que experimentan hiperhidrosis compensatoria en otras partes del cuerpo como espalda, pecho y piernas.

  Otra de las alternativas existentes es el tratamiento de iontoforesis o electroforesis que consiste en estimular la zona con electricidad. Se ha reportado que este tratamiento es efectivo para la sudoración excesiva en manos y pies. Sin embargo su efectividad se ve reducida en el área axilar.

  Uno de los últimos tratamientos probados es la inyección de Botox, esta ha reportado ser exitosa en suprimir la producción de sudor. Aunque se ha demostrado su efectividad debe tomarse en cuenta el dolor causado por las inyecciones, los altos costos del tratamiento y que sus efectos son temporales (usualmente duran un máximo de 5 meses).




  Para el tratamiento de la hiperhidrosis se recomienda aplicar agentes tópicos antes de experimentar con otros tratamientos más invasivos. El agente tópico que ha reportado mejores resultados en varios estudios clínicos es la solución con altas concentraciones de Cloruro de Aluminio Hexahidratado. Duradry® esta formulado con 15% de Cloruro de Aluminio Hexahidratado por lo que es considerado un buen tratamiento de entrada.

  Se considera que el presente estudio demuestra la efectividad clínica de Duradry® para el tratamiento de la hiperhidrosis axilar. La rápida acción de Duradry® para aliviar los síntomas fue demostrada; Los pacientes experimentaron resultados satisfactorios apenas después de 3 aplicaciones (en promedio).


Conclusión

  Duradry® tiene un efecto superior y es más simple, seguro y económico que otros tratamientos para tratar hiperhidrosis axilar. Además, sus rápidos resultados pueden ser anticipados.

  Para dilucidar la prognosis del progreso clínico deben ser realizados más estudios e investigaciones, con más pacientes y con mayores tiempos de seguimiento.